Antes de conocer las increíbles propiedades del cloruro de magnesio veamos qué es el magnesio y que funciones cumple en nuestro organismo.
Qué es el magnesio

El magnesio (Mg) es uno de los minerales esenciales de nuestro metabolismo. Cumple una función importantísima en más de 300 reacciones químicas que mantienen el funcionamiento normal del cuerpo.

Junto con el calcio, permiten una mejor comunicación celular: el magnesio tiene la función de distender y el calcio de contraer,  Es por esta razón que cuando hay un déficit de magnesio, nuestros músculos no pueden relajarse.

Los huesos son el principal depósito de magnesio, aunque en menor cantidad que el calcio.  También se encuentra en los tejidos muscular y nervioso y en la sangre.

Es importante tener en cuenta que el calcio se fija en los huesos en presencia de magnesio.  Esto explica la pérdida de calcio cuando tenemos bajos niveles de magnesio y es una de las causas de la osteoporosis y de otras enfermedades óseas.

 

Su carencia en nuestro organismo

El magnesio se obtiene de los alimentos, pero su  carencia en nuestro organismo puede explicarse por el modo actual de nuestra alimentación y un ritmo de vida altamente estresante

A esto tenemos que agregar que el magnesio se degrada con las altas temperaturas de cocción y por la desmineralización de la tierra.

Basta con señalar que por la refinación se produce una pérdida del  85 al 99% y del 50% por la cocción.

 

Otras razones de su carencia en el organismo

 

  • Una alimentación que aporte exceso de proteínas, carbohidratos y grasas, así como fósforo o calcio, puede interferir en su absorción
  • El estrés y el ejercicio físico intenso reducen sus niveles
  • El consumo elevado de café, te, gaseosas,  azúcar y las dietas altas en sodio.
  • También lo reducen los anticonceptivos orales, la diarrea crónica, el uso de laxantes y diuréticos.
  • El tabaco y el alcohol
  • Los alimentos procesados e industrializados

 

Signos que indican la falta de suficiente  Magnesio

La deficiencia de magnesio puede provocar síntomas serios que incluyen:

•Entumecimiento y hormigueo
•Contracciones musculares y calambres
•Convulsiones
•Ritmos cardiacos anormales
•Espasmos coronarios
•Cambios de personalidad

Incluso, algunos síntomas pueden ser:

•Pérdida del apetito
•Dolor de cabeza
•Náuseas y vomito
•Fatiga y debilidad

 

Alimentos donde  se encuentra

En general son buenas fuentes de magnesio los alimentos que tienen un alto contenido en fibras.

Podemos incluir las legumbres, los granos enteros, las verduras (especialmente el brócoli, el zapallo y las verduras de hojas verdes), las semillas y los frutos secos (especialmente las almendras).

Otras fuentes incluyen los productos lácteos, las carnes, el chocolate y el café.

El agua con un alto contenido mineral, el agua “dura”, es también una fuente de magnesio.

 

Cómo reponer entonces el magnesio?

El magnesio es un mineral indispensable para evitar muchas enfermedades.  Incluso para sentirnos menos cansados o deprimidos.

Por ello es necesario reponerlo y para ello contamos con el cloruro de magnesio.

 

Propiedades del cloruro de magnesio

El cloruro de magnesio es un compuesto de cloro y magnesio y sus propiedades son tan variadas e importantes que lo señalan como un compuesto que deberíamos incluirlo porque aporta increíbles beneficios para la salud.

Entre otras:

  • Ayuda a fijar el calcio y el fósforo en los huesos y dientes.
  • Es considerado antiestrés, es un tranquilizante natural y puede ayudar en estados depresivos
  • Es relajante muscular, previniendo la fatiga o el cansancio. También evita calambres y fortalece los músculos
  • Como actúa sobre el sistema neurológico, favorece el sueño y la relajación.
  • Regula la actividad intestinal, actuando como laxante suave. Controla la flora intestinal.
  • Interviene en el equilibrio hormonal, disminuyendo los dolores premenstruales.
  • Ayuda a distender y mejorar la permeabilidad de las arterias, por lo que es útil para personas con presión alta o hipertensión. Protege de las enfermedades cardiovasculares
  • Muy bueno para quienes padezcan altos niveles de colesterol.
  • Ayuda en la metabolización de carbohidratos y proteínas. Purifica la sangre.
  • Tiene reacción alcalina y ayuda a alcalinizar los líquidos del cuerpo.
  • Aporta energía al organismo.
  • Activa la producción de anticuerpos.
  • Ayuda al buen funcionamiento de los riñones eliminando el ácido úrico y evitando la artritis

y muchas más!

 

Preparación

El cloruro de magnesio se consigue muy fácilmente en farmacias y en muchas de ellas se vende en la dosis justa que es de 33 gramos.

Necesitamos entonces:

  • Una botella de vidrio, no de plástico.
  • Cloruro de magnesio cristalizado, 33 gramos
  • Un litro de agua

Hervir el agua, preferentemente filtrada y dejarla enfriar.

Introducir la dosis de cloruro de magnesio en la botella de vidrio y agregarle el agua ya fría. Agitar hasta que se disuelva (lo hace fácilmente).

No es necesario conservar en la heladera.

 

Dosis recomendada

Una tacita de café, por la mañana en ayunas y se puede agregar otra por la tarde.

Si resulta demasiado amargo, se le puede agregar jugo de naranja.

Para potenciar el efecto del magnesio se recomienda tomarlo 30 minutos antes de las comidas o en ayunas. Acompañado de vitamina C o B6 se facilitará su absorción.

Se sugiere comenzar a tomarlo a partir de los 30 años de edad, aunque puede hacerse antes.

El Cloruro de Magnesio no crea hábito, no es un elemento químico, es un elemento natural y es compatible con cualquier otro medicamento simultáneo.

No hay un límite de tiempo para tomarlo.  Sólo es necesario controlar sus efectos ya que, al ser un laxante natural, puede llegar a  producir diarrea o colitis.

 

El Cloruro de magnesio es una medicina natural aporta muchos beneficios además de ser económico y fácil de utilizar.

Espero que puedas incorporarlo y resolver así muchas dolencias.

Pero es importante recordar que No reemplaza la consulta al médico.

Tu sitio web en Efemosse Sistemas