in duda cada árbol o cada hierba que hay sobre el planeta encierra en sí mismo una gran enseñanza

El Ginkgo es un fósil viviente, el más antiguo de los árboles, cuya edad se remonta a los doscientos millones de años.

Es en realidad un gran helecho, con hojas como pequeños abanicos que nos recuerdan a las del popular culantrillo.

No se ha extinguido, tal vez porque en la China y en los templos budistas de Oriente se lo cultiva como árbol sagrado.  Se le atribuye, entre otras cosas, el poder de protección contra el fuego, creencia renovada en ocasión del terremoto de Tokio, en 1928.  Los incendios se propagaron por toda la ciudad pero curiosamente el fuego no llegó hasta los bosques de gingkos.

Nombre botánico:
Ginkgo Biloba
Nombres vulgares: Ginkgo, Árbol de los cuarenta escudos

 

DESCRIPCIÓN Y CARACTERÍSTICAS BOTÁNICAS
Es un árbol de crecimiento lento, que alcanza los 30 metros.
Está emparentado con las coníferas pero pierde sus hojas en invierno. A simple vista se pueden distinguir los ejemplares masculinos de los femeninos. Estos últimos son más rechonchos, más redondeados, menos elegantes.

El árbol femenino produce grandes óvulos que son como ciruelas amarillas con un núcleo leñoso y grandes reservas alimenticias que le dan una consistencia mantecosa. No son frutos, son como huevos, que necesitan ser fecundados por el polen, el principio masculino.Si esto llega a suceder, la germinación comienza inmediatamente.

Por eso no se venden semillas de Ginkgo, son efímeras, su crecimiento rompería enseguida el envoltorio.

Este proceso es único, ningún otro árbol se comporta de esta manera. Comúnmente los óvulos no se desarrollan hasta que son fecundados. Recién entonces comienza la formación del fruto en cuyo interior está la protegida semilla. Ésta tiene una gran capacidad de almacenamiento y está diseñada como el más moderno envase industrial, puede aguardar años, décadas y hasta siglos las condiciones de calor y humedad necesarias para brotar.

El Ginkgo es poco económico, pues desperdicia la energía en producir una gran cantidad de óvulos repletos de nutrientes, que morirán si no son fecundados.

En cambio en las plantas más evolucionadas los óvulos son minúsculos y sólo la semilla desarrollada alcanza un tamaño significativo y contiene las reservas alimenticias para el futuro brote.

Tradicionalmente en China era considerado un elixir de la longevidad. Con él se trataban el asma, las enfermedades del corazón y la impotencia sexual.
Los recientes estudios van demostrando que no había exageración en la lista de sus virtudes. Se ha comprobado que actúa como vasodilatador y que aumenta el flujo sanguíneo, sobre todo en las arterias profundas.

También neutraliza la acción de la tromboplastina, sustancia responsable de la formación de coágulos en los vasos. Previene de esta manera los infartos y ataques cerebrales.

Elimina los dolores debidos a la mala circulación de venas y arterias.
La tromboplastina también influye en el asma, de manera que el Ginkgo se utiliza con éxito en esta afección.

Como eleva la circulación en general de manera muy significativa, mejora la irrigación cerebral en las personas mayores, lo que a su vez aumenta la capacidad de atención, los reflejos y la memoria. También es posible detener el deterioro arterioesclerótico del sistema vascular.

Se eliminan los trastornos del sueño de los ancianos que reaccionan con nerviosismo a los calmantes y somníferos habituales.
Influye positivamente sobre los daños vasculares que puede producir la diabetes.

Al activar el flujo sanguíneo, es posible para algunos hombres recuperar la capacidad eréctil.

También a través de este efecto se mejoran sorderas, zumbidos en los oídos, vértigos, mareos y trastornos de la vista.
Se ha comprobado también influencia terapéutica en las enfermedades renales, alergias y alta presión.
ADMINISTRACIÓN Y DOSIS
Es aconsejable recurrir a los preparados en forma de tinturas, polvos o comprimidos. Administrar la dosis recomendada en cada producto. No posee efectos secundarios o colaterales.

No vacile en emplear, al menor trastorno de la circulación, este maravilloso curador, que desde su honorable ancianidad parece estar indicándonos el secreto de una larga vida.


** Del curso de Plantas Medicinales a distancia

* Ex – Director de IATENA Instituto Argentino de Terapias Naturales